Se parte de la COMUNIDAD MINUTERA

Se parte de la COMUNIDAD MINUTERA

Inminente cierre de Vitasalud dejaría al menos 100 funcionarios sin indemnización ni finiquito

Karen Vera, encargada de comunicaciones de Vitacura, en entrevista con Darío Quiroga y Alejandra Matus, aseguró que Vitasalud no tiene los fondos necesarios para responder a los funcionarios del recinto médico comunal.

Por Joaquín Torres Osorio

En medio de la incertidumbre y la preocupación, Vitasalud, organización comunitaria municipal con 22 años de servicio, enfrenta un inminente cierre que dejaría a más de 100 funcionarios sin indemnización ni finiquito. La situación crítica de este centro médico y dental, creado en el 2001 bajo la administración del ex alcalde Raúl Torrealba, ha sido objeto de la constante presión de la actual administración municipal, que según Karen Vera, encargada de comunicaciones de Vitacura, se debe al interés de abandonar todo lo que podría ser legado de la antigua administración. Es importante recordar que el ex alcalde Raúl Torrealba está siendo investigado por fraude y se encuentra en prisión preventiva por ser considerado un “peligro para la sociedad”.

La trama de este drama social se teje desde febrero de este año, cuando la Municipalidad de Vitacura decidió retirar la subvención anual destinada a financiar las operaciones de Vitasalud. La justificación, una deuda de aproximadamente 72 millones de pesos que la organización no pudo saldar, argumentando haber utilizado esos recursos en programas y beneficios para los residentes de Vitacura durante el año 2022.

El drama se intensificó en junio de 2023, cuando la municipalidad afirmó ser dueña de la marca Vitasalud y solicitó a sus funcionarios dejar de utilizarla. Más tarde, a fines de octubre, recibieron la notificación de no renovación del contrato de arriendo por el edificio donde opera el centro médico, a pesar de estar al día con el pago del arriendo.

Karen Vera, en la entrevista, señaló que esta decisión parece ser orquestada por la actual administración municipal, quienes, según ella, buscan desligarse del legado de Raúl Torrealba, sin considerar el impacto positivo que Vitasalud ha tenido en la comunidad.

Vitasalud, que atiende alrededor de 8 mil pacientes, se enfrenta a un cierre inminente sin fondos para subsistir. La falta de continuidad en la subvención municipal obligó a la organización a autogestionarse, situación que nunca fue contemplada en su concepción original.

La pregunta clave en este trágico escenario es: ¿qué ocurrirá con los más de 100 funcionarios afectados, entre profesionales de la salud y personal administrativo? La respuesta no es alentadora. Los profesionales, en su mayoría contratados a honorarios, no cuentan con opciones reales de continuidad laboral. Por otro lado, los trabajadores contratados no recibirán indemnización, ya que Vitasalud carece de fondos para cumplir con esos compromisos.

Ante la falta de justificación clara por parte de la municipalidad para el cierre, la posibilidad de procesos judiciales se vislumbra en el horizonte. Sin embargo, la propia Karen Vera subraya la inviabilidad financiera de Vitasalud para afrontar dichos litigios.

Revisa la entrevista completa haciendo click acá